Tecnología

Cirugía Robótica da Vinci

El Sistema da Vinci –que se utiliza para múltiples procedimientos quirúrgicos, especialmente en prostatectomías-, está controlado por un cirujano que opera desde una consola y se diseñó para facilitar la cirugía compleja empleando un enfoque mínimamente invasivo. Este factor permite superar las limitaciones propias de la cirugía abierta y laparoscópica, potenciando en términos de visión, precisión y control las habilidades del cirujano. El robot da Vinci no es autónomo; requiere en todos los casos la intervención y toma de decisiones de un profesional que actúe como operador humano para todas las acciones.

El robot da Vinci permite optimizar el rango de acción de la mano humana, reduciendo el posible temblor y perfeccionando todos los movimientos del cirujano. De esta manera, se minimizan las posibilidades de error en relación a otros sistemas quirúrgicos como la laparoscopia, procedimiento en el que el cirujano debe operar de pie con una visión del área anatómica en la que interviene en 2D. En contraposición, el da Vinci ofrece una visión tridimensional de la zona intervenida. Por otro lado, en la laparoscopia, el médico depende de un ayudante para posicionar la cámara correctamente, mientras que en el da Vinci, el cirujano gestiona la cámara de forma totalmente autónoma. También es importante subrayar que el instrumental de la laparoscopia ofrece unos índices de versatilidad limitados mientras que los instrumentos del da Vinci pueden operar de igual forma a cómo lo haría una muñeca humana, lo que permite realizar movimientos altamente precisos en espacios muy reducidos.

Radiología Digital (PACS)

El moderno sistema de radiología digital (PACS) es una herramienta informática que aporta nuevos modos de trabajo a la radiología diagnóstica. El objetivo final de un PACS es permitir el funcionamiento de un servicio de radiología sin imágenes en película ni documentos en papel, integrando las imágenes y la información clínica. Está compuesto por módulos de adquisición para todas las modalidades de imagen (Radiografía Computada (RC), Ecografía, Tomografía Computada (TC), Fluoroscopia Digital (FD) y Resonancia Magnética (RM)), una computadora central, un archivo automático de discos ópticos, y una red de estaciones de visualización y diagnóstico de las imágenes.

El uso de imágenes en formato digital tiene varias ventajas: aumento de la disponibilidad, acceso simultáneo a las exploraciones desde varios puntos, ausencia de extravíos, reducción de exploraciones duplicadas, mantenimiento de toda la información diagnóstica en forma dinámica, posibilidades de proceso, y capacidad de transmisión inmediata a las zonas de uso clínico.

Record Médico Electrónico (EMR)

El Record Electrónico (EMR), por sus siglas en inglés, representa una sola fuente para ver toda la información relevante de los pacientes en tiempo real desde todos los aspectos del cuidado clínico en todo el sistema de atención de salud. El historial de visitas completo se almacena electrónicamente para cada paciente durante el transcurso de su vida. Los médicos, los cuidadores en clínicas, el personal para atención en el hogar, los clínicos y otros profesionales autorizados pueden revisar simultáneamente la información del paciente actualizada minuto a minuto, ya sea en el hospital o en otro lugar lo que finalmente facilita la toma de decisiones a tiempo y con la información necesaria.